fbpx

Cuáles son las órdenes básicas del adiestramiento canino

La educación o adiestramiento para un perro es un factor muy importante para ayudar a que sea un buen compañero y muestre un comportamiento equilibrado. De hecho, como empresa profesional de alquiler de perros detectores antes de comenzar con un entrenamiento especializado prestamos especial atención a la facilidad del can para aprender órdenes básicas de adiestramiento canino.

Te contamos cuáles son las principales comandas que cualquier perro debería aprender independientemente de si se trata de un perro casero o de trabajo.

Perros aprendiendo las órdenes básicas de adiestramiento

Venir

Sin duda la orden que todo dueño de perro quiere que aprenda rápidamente para poder disfrutar juntos de actividades al aire libre sin correa. Para enseñar a un perro a acudir a la llamada es importante usar palabras cortas como “ven” o “aquí”. Así como ser repetitivo y no variar a la hora de usarla, ya que de lo contrario el perro se confundirá y perderá atención.

Lo ideal es enseñar al can a que acuda utilizando un refuerzo positivo como premios cada vez que lo haga, así como usar una correa larga en el entrenamiento para asegurar que no haya riesgo de escape. De todas formas, el vínculo entre en animal y el humano juega un papel importante en esta orden y lo normal es que el cachorro poco a poco lo aprenda de manera casi natural.

Sentar

Enseñar a un perro a que se siente en determinadas situaciones puede parecer poco útil, pero sin embargo ayuda a que esté más relajado en algunos momentos. Así como a facilitar en muchos casos las actividades de la persona que le acompaña. Para enseñar esta orden lo más habitual es usar la palabra “sienta” y de nuevo debemos ser constantes con el término que elijamos.

La mejor manera de adiestrar un can para que se siente es ocultar una golosina en el puño y enseñárselo al perro al mismo tiempo que se mueve hacia delante. Ya que como respuesta a este movimiento habitualmente el perro se sienta. Una vez consigamos esto solo tenemos que reforzar el comportamiento para que asocie la orden con el gesto de sentarse.

Estar quieto

Una vez un perro ha aprendido a sentarse cuando se le ordena, la siguiente orden básica es que se mantenga quieto. Esto es especialmente útil cuando acuden visitas a casa, para esperar a que le sirvamos la comida o para evitar riesgos antes de cruzar la calle. Además de elegir una palabra como “quieto” o “stop” se suele combinar con un gesto como mostrarle la palma de la mano.

Un truco para que el perro aprenda este comportamiento es armarse de paciencia y no pretender que lo haga en una sola sesión. Lo más aconsejable es añadir esta rutina de aprendizaje a los juegos diarios e ir aumentando la distancia poco a poco hasta que seamos capaces de dejar al perro quieto y desaparecer de su vista.

Educación sin estrés en el adiestramiento canino

Caminar junto

Pasear a un perro tirando de la correa es algo muy molesto, ya que convierte las salidas al exterior en un suplicio para el humano. Cuando tendría que ser un tiempo agradable para disfrutar junto al perro del aire libre siempre que tenga que ir atado. De ahí la gran importancia que tiene conseguir que la correa no se tense.

Hay personas que no le dan importancia a esta orden cuando tienen perros de tamaño pequeño. Pero conseguir que el animal camine junto a ti no solo te ahorra tirones sino que ayuda a que el can también disfrute de las salidas sin estrés.

Tumbar

Conseguir que el perro se tumbe está muy relacionado con la orden de quedarse quieto, ya que se suelen usar conjuntamente. Habitualmente es una orden que nos ayuda mucho para que el perro nos espere o se mantenga tranquilo en determinadas situaciones, como ante la presencia de extraños, mientras la persona hace algo o a la espera de otra orden.

Buscar

A la hora de enseñar las órdenes básicas la mayoría de las personas incluyen buscar la pelota como una de ellas. Pero al contrario de lo que se puede pensar no es solo una manera de jugar. Los perros son animales con un olfato especialmente desarrollado que necesitan ejercitarse física y mentalmente para mantener un comportamiento equilibrado.

La orden de buscar puede aplicarse a un juego tan básico como tirar algo para que lo recojan. Pero también usarse en juegos de olfato que pongan a prueba realmente las habilidades olfativas de nuestros compañeros. Este tipo de juegos, además constituyen un indicativo de las aptitudes de un can como posible perro de búsqueda de sustancias o dinero.

Abrir chat
💬 ¿Necesitas ayuda?
Powered by